SSO implementa exitosa estrategia contra ataques cerebrovasculares
  15 de Septiembre de 2021
 

Por medio de la Tele-ACV se puede realizar trombólisis en los Hospitales de San Fernando y Santa Cruz, gracias a la asesoría de un neurólogo a distancia.

 
 
 

La estrategia de Tele ACV, implementada a mediados del presente año en los hospitales de Santa Cruz y San Fernando ha entregado importantes resultados, impactando de manera directa en beneficio de los usuarios de la Región de O’Higgins quienes, gracias a la atención por telemedicina otorgada por el Servicio de Salud Metropolitano Sur, han podido evitar quedar con secuelas graves o incluso perder la vida, debido a un ataque cerebrovascular (ACV).

El ACV es un evento brusco y agudo, que puede llegar a provocar una discapacidad alta en la autovalencia de la persona, pudiendo afectar el habla, el movimiento de alguna de las extremidades o del cuerpo y también producir compromiso de conciencia. De las enfermedades cardiovasculares, es la primera causa de muerte en Chile, por lo que en caso de ocurrir, es clave la atención y el tratamiento oportuno.

La atención neurológica es clave para un diagnóstico acertado, pero no siempre se puede contar con un especialista de manera presencial, es por esto que desde el Servicio de Salud Metropolitano Sur, se crea la estrategia de Tele ACV, que consiste en un equipo de especialistas neurólogos intervencionistas, que otorgan soporte remoto (telemedicina) a los equipos clínicos de las Unidades de Emergencia Hospitalaria que poseen todos los habilitantes para realizar la trombólisis cerebral, excepto la oferta de neurólogo de turno.

El líder de éste proyecto, el neurólogo de la Universidad de Chile y magíster en neurociencias, Eloy Mansilla, nos explica que “la Unidad de Tele ACV nace propiamente como tal el 2018, sin embargo llevamos un par de años trabajando de forma local con el Hospital El Pino de la zona sur de Santiago, con este mismo sistema de atención por telemedicina a pacientes que sufren ataques cerebrovasculares, pero que no tienen neurólogo en el lugar donde llegan, que es el hospital. Luego empezamos a abarcar más hospitales a nivel nacional y actualmente tenemos esta red de cerca de diez hospitales que van desde la región de Atacama hasta la Araucanía Norte, cumpliendo estándares de calidad muy alto en la atención de pacientes con ataques cerebro vasculares”.

Rodrigo Campos, representante de Angels Chile, iniciativa que busca la excelencia en este tipo de procedimientos y que se encarga de fomentar el Tele ACV, refuerza la importancia de esta iniciativa para el país, opinando que “es vital para la población contar con este nuevo tratamiento que es para pacientes con ACV en ventana de trombólisis. Hemos principalmente ayudado a lo que es capacitación, entrenamiento y obviamente persiguiendo nuestros objetivos que son dar una oportunidad a la vida, que más pacientes puedan acceder a este tipo de tratamientos y con calidad”.

Es gracias a la expansión de esta estrategia que llega a ejecutarse en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins, así lo manifiesta el referente de la Red de Urgencias del Servicio de Salud O’Higgins, Juan Pablo Lobos, afirmando que “la implementación se realizó a fines del mes de junio de este año, sin embargo el trabajo se viene desarrollando desde el año pasado. En plena pandemia dentro de nuestro trabajo de mejora continua de la red de urgencia se identificó una gran brecha que tiene que ver con el manejo y tratamiento que se le da a ciertos pacientes con ACV Isquémico y que están en periodo de ventana”.

El enfermero destaca el apoyo recibido por el Servicio de Salud Metropolitano Sur, “quienes se abrieron a la posibilidad de poder ayudarnos y comenzamos a realizar un trabajo, el que fue bastante lento al principio y que consistió en habilitantes tecnológicos y tener el equipamiento computarizado, medicamentos, pero también tiene que ver con la capacitación del equipo. No solo al equipo de Urgencia, sino también de hospitalizados y APS, porque esto implica coordinar toda la red de urgencia, incluido el SAMU y finalmente pudimos concretar y comenzar la capacitación, teniendo tremendos resultados, muy cercano a lo que proyectábamos”, enfatizó.

Los Hospitales de Santa Cruz y San Fernando han sido los encargados de implementar esta iniciativa con resultados positivos, así lo destaca el urgenciólogo, jefe del Departamento de Emergencia Adulto Pediátrico del Hospital de Santa Cruz, Dr. Mario Bustamante, sosteniendo que “esta estrategia de poder realizar trombólisis cerebrales para pacientes que cumplen criterios de inclusión, ha sido algo positivo para nosotros. Nos ha permitido descentralizar y poder ofrecer a nuestros usuarios de la microárea, tanto de la Provincia de Cardenal Caro como parte de Colchagua, el acceso a una terapia que va a ayudar en la mejoría de síntomas. Hasta el momento hemos tenido muy buenos resultados en ocho pacientes que hemos trombolizado, así que es un impacto totalmente positivo y esperamos poder seguir brindando este servicio a nuestra comunidad.”

En la misma línea, el jefe de Urgencia Hospital de San Fernando, Dr. Ricardo Flores, argumenta que “en el transcurso de la implementación se han ido optimizando los diferentes procedimientos que han ido acortando periodos de diagnóstico y tratamientos en estos tipos de pacientes. Contamos con un respaldo técnico muy potente y eso ha traído beneficio directo a los resultados que hemos obtenido. Creo que tenemos puntos que mejorar, analizando la situación geográfica de la región, esta estrategia se puede ampliar a otros recintos”.

Un ejemplo de los buenos resultados que entrega esta estrategia, es el caso de Miguel Sanfurgo, usuario de 63 años de la comuna de Nancagua, quién el día 19 de julio del 2021 comenzó sentir molestias. “Me empezó a molestar mucho el pecho. Llegué a la casa, le expliqué a mi señora que me sentía un poco mal. Al final me dolió mucho y fuimos en auto al hospital, íbamos en Puquillay, cuando de repente, se me cayó el brazo. Me llevaron a Urgencia del hospital de Nancagua para estabilizarme y se me cayó la pierna, de ahí me enviaron de inmediato para San Fernando”, relata Don Miguel.

Durante todo el viaje, el paciente fue acompañado por Ana Soto, su esposa, quien fue la responsable de autorizar la intervención a su marido y es quien nos entrega más detalles del procedimiento que salvó la vida de su esposo, señalando que “en San Fernando el doctor sale y me dice, nosotros necesitamos su autorización, que usted firme para que lo puedan trombolizar, porque está propenso a que le dé una hemorragia o que quede con secuelas. Firmé y me dijo que espere un ratito. Después sale el doctor y me dice que había salido todo bien, así que me dijeron que iba a quedar hospitalizado”.

Debido a su alta tasa de ruralidad, en la región de O’Higgins se hace más difícil recibir atenciones de salud, es en este contexto que el Tele ACV, en palabras del enfermero Juan Pablo Lobos, cobra aún más importancia, puesto que “ofrece un acceso oportuno y de calidad a la población que sufre esta enfermedad, sobre todo en las zonas más alejadas a los centros donde existen hospitales de mayor complejidad (Santa Cruz y San Fernando). Desde ese punto de vista, esto es un hito el cual es muy importante difundir a toda la comunidad, para que puedan darle el valor que necesitan. Básicamente se traduce en calidad de vida para el paciente que llega a un recinto de salud con esta patología y es sometido a esta intervención, tiene una probabilidad mucho mayor de disminuir sus secuelas, posterior al evento producto del ACV”.

Otro aspecto a destacar es la implementación, la cual solo pudo ser realizada gracias al profesionalismo y compromiso de todos quienes componen los equipos de estos establecimientos de salud, así lo valora el Dr. Mansilla tras realizar un recorrido por las dependencias de estos hospitales, argumentando que “si seguimos en esta senda, con estos números, la cantidad de pacientes trombolizados en la región por telemedicina, va a llegar a cerca de cien pacientes al año, lo cual es altísimo. Eso calculando, nos va a dar una taza superior al 10% de ACV y esa es una taza comparable a los mejores centros del mundo, asique el proceso que se ha hecho en San Fernando y Santa Cruz es de primera calidad”.

Si las cifras avalan el éxito de la estrategia, no se comparan con lo expresado por Miguel quien manifiesta su emoción, “al hospital porque me ayudó harto, se portaron muy bien conmigo”, lo mismo ocurre con su esposa Ana, manifestando su agradecimiento “a los profesionales del hospital, le salvaron la vida, nada más que decir, que muchas gracias. Doctores, enfermeras, todo el hospital. Se portaron muy bien”.